“El exceso de liquidez aumenta los riesgos de una burbuja mundial”